Comparte este post:

 

¿Se pueden conseguir clientes publicando contenidos? La respuesta es sí, y en este post quiero enseñarte las claves para conseguirlo. 

Vamos a ver cómo funciona una estrategia de contenidos desde dentro para que puedas empezar a implementarla en tu negocio de coaching. 

Empecemos 🙂

 

¿Qué es exactamente el marketing de contenidos?

Para cualquier negocio, sea de la especialización que sea, el marketing es un pilar fundamental. 

Durante muchos años, la estrategia que se ha seguido es la basada en las técnicas “push” en las que la empresa perseguía al cliente para que viera lo buena que era. 

De hecho, los anuncios en televisión, en radio y en medios tradicionales se basan en esta técnica, conocida también como outbound marketing. 

Pero fue con la llegada del marketing online cuando vimos una revolución en las técnicas de venta que hasta entonces habíamos usado, y llegaron a nosotros muchísimos métodos novedosos como el posicionamiento SEO, las redes sociales y el marketing de contenidos. 

Estos métodos sustituyen la idea de que sean la empresa la que persigue por todo lo contrario: que sean los consumidores los que se acerquen a la empresa. 

¿Cómo se consigue esto? Compartiendo contenido en diferentes canales, involucrando al cliente y generando un valor que haga que la persona que lo recibe se cree una percepción positiva de nuestro negocio. 

En otras palabras: el marketing de contenidos es una técnica que se basa en crear y compartir contenidos de interés para tus potenciales clientes. 

Todo esto se engloba dentro de lo que conocemos como inbound marketing, y funciona porque el consumidor es el que se acerca de forma natural a nosotros y por lo tanto llega mucho más predispuesto a comprar. 

El marketing de contenidos no es intrusivo, no agobia al cliente y cuando decide sacar la cartera, lo hace con una sensación de haber decidido libremente, algo que es muy muy positivo. 

Por si todo esto fuera poco, cuando nos dedicamos a vender desarrollo personal y bienestar, el marketing agresivo suele causar el efecto contrario al que buscamos: los potenciales clientes salen huyendo. 

Porque para vender coaching, se necesita de una sensibilidad especial, tienes que conectar con la otra persona, que sienta que sabes de lo que hablas y que tú eres el coach ideal. 

Y en eso, el marketing de contenidos te puede ayudar mucho.   

 

Qué publicar para conseguir clientes 

Ahora que sabes en qué consiste el marketing de contenidos, el siguiente paso es saber cómo funciona para que realmente sea efectivo. 

Para ello, es muy útil conocer las 4 etapas del inbound marketing, que son:

  1. Atracción.
  2. Conexión.
  3. Venta. 
  4. Fidelización.

Vamos a verlas una a una para que entiendas cómo enfocarlas. 

 

Etapa 1 – Atracción

En esta primera etapa, el objetivo es que sepan que existes

Tus potenciales clientes no te conocen, y tampoco conocen la propuesta que tú tienes para su problema o deseo, por lo tanto, el foco deberá estar en:

  • Crear contenidos de mucha calidad, que sean fáciles de consumir y que llamen mucho su atención. Si utilizas vídeos, que sean de 1 a 5 minutos con pildoras que no les dejen indiferentes. 
  • Apóyate en las redes sociales, invitando a interactuar contigo, a compartir y a empezar a conversar con las personas que lleguen a tu comunidad. 
  • Aprovecha el potencial del networking en esta fase, te ayudará mucho a darte a conocer, a crear alianzas y a dar a conocer tu proyecto. 

 

Etapa 2 – Conexión

Ahora que ya te conocen, es el momento de mantener el contacto regular con ellos. 

En este sentido, no solo te interesa conseguir seguidores en tus redes, sino que realmente se comprometan y formen parte de tu lista de email marketing. 

Las personas que están en fase conexión contigo ya han tenido una primera toma de contacto contigo (ya sea a través de redes sociales, visitando tu web…) pero necesitas que den un paso más. 

Para la etapa de conexión, un lead magnet o regalo de suscripción será perfecto para que te dejen su email y te den permiso para comunicarte con ellos en un canal más privado. 

De esta forma, podrás ir hablándole de tú a tú, compartir tu contenido en exclusiva y empezar a hablarle de tus servicios como apoyo. 

 

Fase 3 – Venta 

Una persona que ya te conoce y que ya confía en ti está lista para contratar tus servicios. 

De hecho, este es uno de los principales errores que se cometen a la hora de implementar estrategias de marketing: querer pasar a la fase de venta sin haber transitado por las dos anteriores etapas. 

Sin embargo, si ya ha llegado hasta aquí, esa persona está lista para comprar. 

¿Qué publicar en esta etapa? Contenidos enfocados a presentar tus servicios y productos, que resuelvan sus posibles dudas y objeciones, que incluyan ofertas, regalos y todas las garantías que le den esa seguridad que le falta ahora. 

Puede que en esta fase de venta tarde en tomar la decisión, no te preocupes. Siempre que tengas a una persona en conexión, aunque ahora no sea su momento, te tendrá presente para cuando sí lo sea. 

 

¿Cuándo pasar de una fase a otra? 

La respuesta es sencilla: depende. 

Dentro de una estrategia de marketing de contenidos, hay muchos factores a tener en cuenta. 

Si por ejemplo estás comenzando con tu proyecto o estás ahora empezando a publicar de 0 o después de mucho tiempo, te recomiendo empezar por la primera fase e ir avanzando poco a poco. 

Ahora bien, si ya tienes una comunidad fidelizada o incluso una comunidad que ya te compra, lo recomendable es que vayas combinando los contenidos de todas las etapas para ir atrayendo, fidelizando y vendiendo a las nuevas personas que lleguen. 

En tu comunidad puedes tener a personas que estén en cada una de las 3 etapas y por eso debes mimarlas a cada una de ellas dependiendo del momento en el que estén. 

Y por supuesto, no te olvides de la fase más importante de todas: la de fidelización. 

Recuerda que el cliente más rentable es el que no se pierde, y por eso es esencial que atiendas a las personas que ya han confiado en ti para que no dejen de hacerlo. 

Identificarlos y comunicarte con ellos de forma regular, dándoles un trato especial y preferente, ofreciéndoles algo en exclusiva, te ayudará no solo a que siga siendo tu cliente, sino que además te recomiende y atraiga así a nuevos posibles clientes. 

¿Suena bien? Pues como siempre, toca pasar a la acción. 

Identifica en cada una de las etapas los contenidos que puedes ir creándolos, plantéalos en tu calendario editorial y comienza a crear las publicaciones que te ayudarán a aumentar tu lista de clientes. 

 

Quizás también te interese:

 

Cómo gestionar a un cliente insatisfecho 

 

De invisible a visible: pierde el miedo a mostrarte 

 

Comparte este post:

Utilizo cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia en mi web. Te recuerdo que navegando en mi web estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies