Comparte este post:

 

Diseñar una secuencia de bienvenida que genere confianza puede ser lo que te separe de tu próximo cliente.

Y es que cuando una persona llega a tu web y te da sus datos, está esperando mucho más que un simple descargable: está esperando que seas tú la persona que tanto tiempo lleva buscando.

Por eso escribir una secuencia que le dé la bienvenida y le ofrezca una buena primera impresión de ti será determinante.

Hoy te quiero contar cómo puedes escribir una secuencia de bienvenida que genere confianza y que suponga una experiencia agradable para tu recién llegado contacto.

 

¿Qué es una secuencia de bienvenida?

La secuencia de bienvenida es una serie de emails que se envían de manera automática a la persona que acaba de llegar a tu lista. Puede ser 1, 2, 3 o los que tú consideres.

La idea es que no solo nos presentemos, si no que le contemos qué puede esperar de nosotros por formar parte de nuestra comunidad y cómo podemos ayudarle en su día a día.

Lo mejor de todo esto es que las tasas de apertura suelen ser mucho más altas que el resto de correos que iremos creando, por lo que no podemos desaprovechar la oportunidad de poner en la bandeja todo nuestro valor como profesionales.

Esta secuencia también es conocida por el nombre de autoresponder. Como su propio nombre indica, son unas respuestas que se envían automáticas.

Lo importante entonces es redactar esta secuencia de una manera llana para que tu lector en ningún momento sienta que habla con un robot.

¿Y cómo conseguirlo? Sigue leyendo.

 

5 emails para escribir una secuencia de bienvenida

Como te decía, de nada sirve tener una secuencia de bienvenida si la redacción no genera ningún tipo de interés o emoción. El copywriting es un gran aliado para estos casos, ya que te permitirá comunicar tu mensaje de una manera atractiva.

Pero no te asustes. No hace falta que seas una experta escribiendo para poder redactar tu secuencia de bienvenida. Prueba utilizando el siguiente ejemplo y verás como todo te resulta mucho más sencillo:

Email #1 – Entrega del regalo

Prácticamente la primera toma de contacto es el email en el que enviamos la descarga al lead magnet.

Muchas veces nos apresuramos y no cuidamos este email, lo sobrecargamos, no conseguimos transmitir el valor que queremos…

Mi consejo es que lo redactes de manera breve, recordando agradecer siempre por haber llegado hasta tu comunidad, comunicando que en unos días escribirás con más noticias pero que de momento ahí tienen el regalo.

De esta manera no abrumaremos con información de más y tampoco enviaremos un email demasiado pobre.

Email #2 – Comienza la conversación

Una vez entregado el email con el regalo, comienza el verdadero reto: generar engagement (es decir, conseguir que interactúen con nosotros).

Una manera sencilla de romper el hielo es pedir feedback sobre el regalo que enviamos el día anterior (o hace unos días, dependiendo de cómo configures tu secuencia).

Otra idea puede ser preguntar sobre cómo te han descubierto, o qué contenido necesitarían en este momento.

Elige la pregunta que más te interese, pero siempre con la idea de generar suficiente interés como para que te contesten a ese mismo email.

Email #3 – Preséntate

El email de presentación te ayuda empatizar y a humanizar tu proyecto. Más allá de contar tu historia, redacta un email en el que muestres todo lo que tú y tu cliente tenéis en común.

En este email también será clave generar engagement, por lo que invita también a que se presenten. De esta forma conseguirás no solo tener interacción, si no conseguir información súper valiosa que te servirá para desarrollar tus estrategias.

Email #4 – Entrega valor

Tus mejores post, un consejo valioso, un listado de recursos que les sea de utilidad… entregar valor es el siguiente paso para seguir creando una relación de confianza.

Es un trato justo a cambio de su email.

Esto además te ayudará a posicionarte en su mente como una experta, lo que te convertirá automáticamente en una referente con autoridad.

Email #5 – Explica cómo puedes ayudar

Después de todo este tiempo hablando con tu potencial cliente, llega el momento de la verdad: la venta.

Muchas veces nos olvidamos de este paso, ya sea por miedo o porque no sabemos muy bien como enfocarlo.

Si estás en este punto puedes presentar tus soluciones al problema de tu cliente, ofrecer una sesión de valoración o tu producto si ya estás en la fase de infoproductos.

Sea como sea, tu autoresponder o secuencia de bienvenida tiene que estar enfocado siempre a dar un paso más con tu suscriptor y que se convierta en tu cliente.

Y si no lo consigues, no pasa nada. Todo tiene su tiempo y puede que ahora mismo no sea el de tu potencial cliente, pero sí lo será más adelante.

La diferencia es que con tu secuencia de bienvenida habrás conseguido generar esa confianza y te tendrá en mente para un futuro.

Ahora es tu turno. Cuéntame si ya has creado tu autoresponder o si vas a comenzar justo ahora, después de leer este post. Me encantará leer tu experiencia 🙂

 

Quizás también te interese:

¿Qué tareas puedes automatizar fácilmente en tu negocio de coaching?

 

5 ideas para crear un infoproducto de coaching

 

Comparte este post:

Utilizo cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia en mi web. Te recuerdo que navegando en mi web estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies