Comparte este post:

 

¿Te gustaría conseguir clientes por recomendaciones? 

El boca a boca es una de las mejores “herramientas” que tenemos a nuestro alcance a la hora de empezar a trabajar con personas nuevas, pero no siempre es sencillo hacer que ocurra. 

Y es que en realidad, no depende de nosotros directamente. Las recomendaciones las hacen otros, y parece que hay poco que podamos hacer para fomentarlas. 

O tal vez no. Sigue leyendo.

 

¿Por qué funcionan tan bien las recomendaciones? 

Antes de comenzar a trabajar con un cliente, hay un camino que sí o sí tienes que recorrer: el camino de la confianza. 

Para que una persona tome la decisión de comprar, y más si estamos hablando de desarrollo personal, es necesario que sostenga su decisión basándose en la confianza. 

¿Y qué genera la confianza en un potencial cliente? ¡Buena pregunta! 

Pues verás, entre otros factores, la confianza se gana siendo coherente, estando presente, mostrando cercanía y, lo que nunca falla: con la autoridad. 

Elementos de autoridad son los lugares en los que te has formado, los medios de comunicación en los que has aparecido y los casos de éxito que tienes a tus espaldas. 

Es por esto que en tu web no deben faltar estos elementos de autoridad, ya que te ayudarán a que la decisión de compra se acelere.

La persona que está al otro lado, pensándose si trabajar o no contigo, lo que está tratando de averiguar antes es si eres realmente especialista en su problema o no, si ya has solucionado casos como el suyo y si merece la pena invertir en que lo intentes, o es mejor aplazar la decisión. 

En todo esto, la autoridad ayuda.  Ahora bien, hay un matiz, en concreto en el elemento de los casos de éxito, que puede marcar la diferencia, y es el de que ese caso de éxito sea una persona conocida. 

Imagina por un momento que quieres cambiar por completo tu peinado. Buscas en internet, y encuentras una peluquería que parece que te encaja. 

Entras, y ves fotos de sus trabajos. No está nada mal, ¿tal vez a ti te puedan hacer algo así?

En medio de esa duda, aparece tu vecina. Tiene un peinado espectacular, y la verdad es que la diferencia es increíble. Te cuenta que la peluquería de la esquina es fabulosa, que además del trato súper cercano y cariñoso, que han sabido acertar a la perfección con lo que mejor le sentaba a ella, y que sin duda te recomienda ir. 

¿A cuál de las peluquerías irías?

Efectivamente, no es lo mismo que una persona desconocida tenga un antes y un después, a que una persona que tú conoces te cuente de primera mano la transformación que ha vivido, la experiencia que ha vivido y la manera en la que se siente ahora. 

Como ves, la diferencia es abismal. Y es esa la razón por la que conseguir clientes por recomendaciones te ayuda a impulsar tu negocio y llevarlo mucho más lejos. 

 

6 ideas para conseguir clientes por recomendaciones

Sabiendo esto, te estarás preguntando qué puedes hacer tú para que te recomienden. Pues bien, hay diferentes fórmulas que son súper efectivas cuando vendes desarrollo personal:

    1. Cuando termines de trabajar con alguien, siempre, siempre, siempre pide testimonio. Y no te olvides de pedirle permiso para publicarlo en tu web. 
    2. Pide recomendaciones en Linkedin, Facebook y Google: si una persona reconoce a uno de sus contactos recomendándote, créeme que se interesará por ti. 
    3. Reparte tarjetas de visitas a tus clientes si trabajas de manera local, o cuando vayas a eventos presenciales. Será una manera de que te recomienden y saquen tu tarjeta cuando alguien te necesite: ¡nos encanta sentirnos útiles! 
    4. Pide directamente que te recomienden: puedes aprovechar para avisar a tus clientes que tienes huecos en la agenda, por si quieren que atiendas a algún amigo o familiar antes de que se te vuelva a llenar. 
    5. Ofrece “algo más”: dependiendo de tu servicio, puedes ofrecer un incentivo por cada persona que te llegue de su parte, ya sea una sesión extra, un ebook que tengas o el acceso a un taller que organices.
    6. Utiliza amplificadores: trata de hacer acuerdos y colaboraciones con personas influyentes de tu nicho para que hablen de ti. Será una manera de ganar autoridad de forma acelerada. 

Y por supuesto, trata que la experiencia de tu cliente sea excelente. Un cliente satisfecho es el mejor comercial que puede existir, y en tus manos está que su percepción de tu servicio sea mejor o un poquito peor. 

Entregar más de lo que tu cliente espera, ya sea un trato personalizado, unas entradas a un taller o unas simples palabras cuando no se las espere hará que su percepción sea tan positiva que no dude en recomendarte en cuanto tenga la oportunidad. 

Ahora que ya lo sabes, ¿cómo vas a fomentar las recomendaciones? 

 

Quizás también te interese:

 

Chief Happiness Officer, ¿ayudar a ser felices a otros es posible?

 

¿Qué hacer con tu cliente cuando termináis un proceso de coaching?

 

Comparte este post:

Utilizo cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia en mi web. Te recuerdo que navegando en mi web estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies