Ha llegado un momento en tu negocio en el que necesitas ir un paso más allá. Quieres aumentar tus ingresos, pero no encuentras la manera.

Y es que no te queda un hueco más en tu agenda.

Por un momento se te pasa por la cabeza sacrificar parte del tiempo que tienes reservada para tu parcela personal. Pero rápidamente te das cuenta de que esto es inviable.

¿Subir los precios? ¿Hacer un infoproducto? Déjame darte una idea que te va a ayudar a aumentar tus ingresos como coach y que tal vez no estés teniendo en cuenta.

 

Crea un programa grupal

Así es. Antes de lanzarte a hacer un infoproducto, crea un programa grupal con tu método. Será igual que tus sesiones individuales, pero en lugar de 1:1, de 1 a n (inserta en n el número de participantes).

Esto hará que esa hora que antes invertías en una sola persona, ahora la inviertas en, por ejemplo, 10 personas.

Haz el cálculo.

¿Suena bien? Antes de lanzarte a crearlo, déjame darte algunos consejos para hacerlo de manera estratégica.

 

1. Analiza la necesidad de tu cliente

Puede que de todas las personas con las que has trabajado, haya perfiles con los que te sientes más cómoda que con otros. Escoge ese perfil con el que sí estás agusto y detecta qué es lo que más necesita. Esa será la temática perfecta para tu programa.

Y es que eligiendo ese problema, podrás atraer automáticamente a ese mismo perfil con el que tanto te gusta trabajar.

Otra opción interesante es la de hacer un cuestionario para obtener la información de las necesidades de los clientes. Esa información será valiosísima para crear tu programa.

 

2. Establece la duración

El siguiente paso es definir la duración que va a tener. Tu nuevo programa grupal podría durar 7 dias, 14, 3 meses o 6. Todo depende de una pregunta fundamental: ¿cuánto tiempo le va a llevar a tu cliente alcanzar el objetivo que buscáis? ¿Cuánto tiempo tendrá que dedicarle al programa? ¿Y cuánto está dispuesto a dedicar?

Ten en cuenta que un programa grupal va a implicar dedicación y compromiso por tu parte. Por eso, si no ves factible estar disponible por 6 meses, empieza por algo más sencillo como el de 14 días.

Todo depende de ti y de tu cliente. Y cada combinación es única.

 

3. Diseña el programa

Teniendo en cuenta el objetivo principal de tu programa y la duración, haz un esquema de los temas que irás tratando, en qué orden y durante cuantos días.

Tener bien trazado un mapa con la ruta que vas a seguir te dará también seguridad a la hora de venderlo, ya que sabrás paso a paso qué váis a hacer para conseguir el objetivo.

Puede que necesites material complementario, como algún tipo de documento, clase grabada o pequeños tutoriales. Sin embargo, mi recomendación es que no los crees antes de ponerte a vender: define bien lo que crees que vas a necesitar, pero créalo sobre la marcha.

Así, te asegurarás que no trabajas en vano (y tranquila, piensa que para la siguiente edición ya tendrás ese trabajo hecho).

 

4. Promociona tu programa

Ahora toca el momento de decirle al mundo entero que tu programa existe.

Para promocionarlo, te recomiendo crear una pequeña página de ventas en la que dejes bien claro los beneficios del programa, el paso a paso para conseguirlo y todo lo que incluye la inscripción, dejando claro que tendrán sesiones contigo en directo.

Así, tendrán la sensación de programa de coaching en el que hay seguimiento y no un curso más.

Promociona tu programa entre tu lista, tus redes sociales y también entre tus clientes. Aprovecha todas las fuentes que tengas y si cuentas con un poco más de presupuesto, invierte en publicidad.

También puedes ofrecer una sesión de valoración que transformes en sesión de ventas para ofrecer el programa. Así, también podrás seleccionar muy bien el tipo de perfil que entra en tu nuevo programa.

 

5. Imparte y mejora

Y ya con tu grupo listo, hazlo como tú sabes. Sigue el mapa que trazaste, prueba lo que funciona y lo que no y no te olvides de guardar todo el material que estás generando para siguientes ediciones: desde plantillas, dossiers, vídeos, emails… todo eso será tiempo que te ahorres en el futuro.

No te olvides de pedir feedback al terminar tu primera edición y también testimonios que puedas utilizar para promocionar próximos programas grupales.

Será una manera bonita de poder aumentar tus ingresos sin tener que dedicar más tiempo, creciendo profesional y, estoy segura, también personalmente.

Dime qué te parece esta idea y si te planteas aplicarla en tu negocio en algún momento.

 

Quizás también te interese:

Consejos para escribir una página de ventas que funcione para tu proyecto de coaching 

Cómo dar a conocer tus servicios de coaching 

 

Utilizo cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia en mi web. Te recuerdo que navegando en mi web estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies