Comparte este post:

 

Hoy quiero hablarte de la figura del CHO – Chief Happiness Officer. Y quiero hacerlo porque ha sido un gran descubrimiento para mí, y estoy segura que para ti también puede serlo. 

Chief Happiness Officer podría traducirse al castellano como Director de Felicidad, y es una figura cada vez más demandada en las empresas a día de hoy. 

¿Se puede aprender a ayudar a otros ser más felices? ¡Por supuesto! De hecho es una aventura ilusionante, y esa es la función del Chief Hapinness Officer.

 

¿Por qué el Chief Happiness Officer es cada vez más demandado? 

Que el mundo laboral está cambiando no es ninguna novedad. A día de hoy, en un mundo cada vez más globalizado, la estabilidad ha pasado a un segundo plano. 

Los trabajadores tienen cada vez más talento, y además su concepto de felicidad es completamente diferente al de los trabajadores de hace unos años. Ya te hablaba de esto en este artículo: el bienestar es una prioridad, y aunque es un concepto subjetivo, lo que está claro es que el trabajador quiere compatibilidad entre su vida profesional y su vida personal.

Las empresas lo saben, y además saben que un trabajador feliz es un trabajador productivo. Es por eso que necesitan encontrar la fórmula para retener el talento de su equipo, y qué mejor manera de hacerlo que de la mano de un especialista en felicidad, es decir, de un Chief Hapinness Officer.

 

Todos los empleados son importantes 

Recuerdo el caso de un compañero que se sentía totalmente desmotivado en su puesto de trabajo. Era un experto en lo suyo y tenía la fórmula que todos desearían en un empleado: formación, experiencia y pasión por su especialidad. 

Pero el ambiente en la oficina no era el mejor que digamos. 

Sus superiores nunca escuchaban lo que tenía que aportar, menospreciaban sus opiniones y se sentía muy poco valorado. 

Pero un día, casi por sorpresa, las cosas cambiaron. Fue en una reunión, cuando le pidieron su opinión sobre un proyecto en el que estaba participando. 

Sus aportaciones resultaron valiosas, y su superior directo lo reconoció y le felicitó. 

Pequeños cambios como esos hicieron que mi compañero se implicara mucho más con la empresa. Perdía menos tiempo y sacaba adelante más trabajo. Además se sentía feliz y orgulloso de formar parte de una organización como la suya. 

¿Adivinas qué es lo que propulsó esos (y otros muchos) cambios? ¡Exacto! La llegada de un  Chief Happiness Officer a su empresa. 

Una de las bases principales del gestor de felicidad es que todos los trabajadores son igual de importantes. No importa la función que realicen, ni su puesto. Todos tienen un papel fundamental en el funcionamiento de la empresa, y es por eso que deben cuidarse por igual. 

 

Funciones de un Chief Happiness Officer 

Además de inculcar el valor de la igualdad entre trabajadores, el Chief Happiness Officer tiene otras muchas funciones importantísimas. 

Una de ellas es asegurarse que los empleados están contentos porque se cubren sus necesidades básicas. 

Según la Pirámide de Maslow o jerarquía de las necesidades humanas, una teoría psicológica muy reconocida en la gestión de Recursos Humanos, las necesidades básicas incluyen fisiología en la base (alimentación, descanso), seguidas por las necesidades de seguridad, afiliación, reconocimiento y por último autorralización. 

Es por eso que el Chief Happiness Officer deberá revisar y ajustar los salarios para asegurar la estabilidad laboral de los empleados y reconocerles sus méritos. 

Otra de sus funciones es darle voz a los empleados a través de canales accesibles para ellos. En grandes organizaciones esta función es realmente liberadora, ya que en muchos casos hablar con los directores puede resultar prácticamente imposible. 

El Chief Happiness Officer también se encargará de potenciar el buen clima laboral y fomentar el trabajo en equipo para potenciar el sentimiento de pertenencia y lealtad.

En resumen, las tareas que realizará el gestor de felicidad en su trabajo son:

  • Analiza el bienestar de los empleados. 
  • Desarrolla estrategias para que ese nivel de bienestar aumente. 
  • Crea canales para favorecer la comunicación entre los niveles. 
  • Detecta los conflictos más frecuentes y facilita herramientas para su resolución.
  • Promueve los hábitos saludables en la oficina. 
  • Impulsa la formación de los empleados. 
  • Se encarga de integrar al equipo y también a los nuevos miembros en él. 

Esto es solo una parte destacada de su dia a dia, pero su función y objetivo final es mucho mas importante: que los trabajadores sean felices en sus empleos, y que las empresas disminuyan la falta de productividad y la fuga de talentos. 

Como ves, el Chief Happiness Officer o gestor de felicidad es una figura apasionante. Tanto que el año pasado decidí matricularme en un curso para ampliar mi formación como coach. 

Si tú también estás pensando en hacerlo, te lo recomiendo. Tanto si es para ampliar tu formación como si es para empezar tu carrera como CHO, ¡será un trayecto muy bonito! 

Quiero recomendarte esta charla TED de David Tomás, uno de mis referentes. Sus libros «La empresa más feliz del mundo» y «Diario de un Millennial» me fascinaron. Es director general de Cyberclick, y desarrolló una metodología para hacer felices a sus empleados. Haz clic aquí para verla

 

 

Cuéntame, ¿conocías la figura del Chief Happiness Officer? ¿La has visto ya en acción?

 

Quizás también te interese: 

 

¿Qué hacer con tu cliente cuando termináis un proceso de coaching?

 

Elevator Pitch para Coaches: Aprende a transmitir el valor de tu trabajo en pocos segundos 

 

Comparte este post:

Utilizo cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia en mi web. Te recuerdo que navegando en mi web estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies